Características de una persona "perseverante" - Perseverancia un Don precioso - Doctor Sonrisal





Leonardo Da Vinci: "Si una persona es perseverante, aunque sea dura de entendimiento, se hará inteligente; y aunque sea débil se transformará en fuerte."

El hombre se bajó del bus en el cual había recorrido 300 kilómetros, se sacudió el polvo adherido a la ropa y llevó la caja de cartón, su único equipaje, a la acera. Una vez allí, empezó a colocar su mercadería en el piso. 
La caja parecía una fuente inagotable de collares, pulseras, blusas para damas, juguetes, utensilios domésticos, baterías para radios y otra cantidad de artículos de bajo precio. 
Una vez dispuesto su pequeño almacén callejero, empezó a ofrecer aquellos objetos a los transeúntes. 
Su aspecto era de un extranjero acostumbrado a trasegar por los caminos inhóspitos del país y su lengua era de lo más extraño que se hubiera escuchado en ese lejano pueblo de provincia. 
Ese día no era un día cualquiera: había llegado el primer árabe a un lugar en donde ellos harían parte de la historia. 
Los clientes miraban y pasaban de largo. 
Ninguno se detenía a observar las mercaderías ni a preguntar por su precio y mucho menos a comprarlas. Y así pasó todo el día y otro y otro más. Seguramente el hombre terminaría por empacar sus cosas y regresarse por donde había venido. 
Y cualquiera se habría cansado de la indiferencia pero aquel hombre no era una persona cualquiera: se trataba de un árabe acostumbrado a afrontar las dificultades en las hirvientes arenas del desierto y no se rendiría ante el primer obstáculo. 
Su virtud más importante le bastaba por todas las que no tuviera: perseverancia.La perseverancia es mantenerse constante en seguir, terminar lo que se ha comenzado es persistir cuando las circunstancias invitan (u obligan) a renunciar. Es mantenerse firme en una posición cuando los factores de la adversidad aconsejan la retirada. 
Es continuar sin desvíos, adherirse firmemente a lo que se desea, aferrarse a los sueños y las ilusiones. 
La perseverancia nos permite sobrevivir cuando perdemos la batalla; animarnos cuando la victoria parece imposible, recuperarnos cuando las fuerzas han llegado a su límite y volver a comenzar cuando hemos perdido la capacidad de luchar. Según el proverbio ruso Caer está permitido.
¡Levantarse es obligatorio! 
Dicho en otras palabras, no hay ninguna garantía de que no afrontaremos momentos difíciles. Y cuando estos lleguen es posible que tengamos un tropiezo 
y que éste nos haga caer.
Pero en ese momento se nos acaban todas las opciones menos una: levantarnos y continuar.
Incluso, levantarnos no es una opción sino un deber ineludible.




¿Qué nos puede llevar a ser perseverantes?
Varios elementos nos llevan a tener perseverancia, unos dependen de nosotros y otros de las circunstancias. El factor más recurrente para llevarnos a aplicar la perseverancia es la necesidad. En el caso del relato inicial nuestro hombre no tenía elección y debió continuar adelante. Es el caso del náufrago que se aferra a un tronco el cual es su única posibilidad de salvación. 
Pero en otros casos es necesario que en lo íntimo de nuestro ser reflexionemos y tomemos la decisión de continuar adelante. 
Por eso una persona perseverante tiene al menos algunas de estas características: 
1. Una gran determinación: para resistir los embates del tiempo, las angustias del desánimo y el rostro amenazante de la aflicción.
2. Una férrea autodisciplina. Para imponerse el deber de continuar adelante en los momentos en que el camino es pedregoso y el sendero se torna empinado. 
3. Una sólida convicción. Convicción en sus principios, creencias y valores. Esa convicción le permitirá saber que está en lo correcto aunque las voces de su alrededor manifiesten lo contrario. 
4. Facultad de automotivarse. Es posible que en la hora crítica podamos consultar a alguien cuyas palabras nos motiven. Pero es bueno estar preparado porque si no tenemos quien nos motive tendremos que acudir a la más sencilla de las soluciones: motivarnos nosotros mismos. 


Por: Alejandro Rutto Martínez


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada